Hi, we're also available in English.
Hallo, wir sind auch verfügbar in Deutsch.
Hola, también estamos disponibles en Español.
Bonjour, nous sommes également disponibles en Français.
Ciao, siamo disponibili anche in Italiano.
Hoi, we zijn ook beschikbaar in het Nederlands.
Olá, também estamos disponíveis em Português.
Mostrar entradas cercanas
ES
USD
Ayuda
Iniciar sesión
Cambiar idioma
English
Deutsch
Español
Français
Italiano
Nederlands
Português
Cambiar divisa
AUD ($)
CAD ($)
CHF (Fr)
DKK (kr)
EUR (€)
GBP (£)
NOK (kr)
PLN (zł)
SEK (kr)
USD ($)
Ayuda & Apoyo
El Servicio de Atención al Cliente de Tiqets está disponible 09:00-18:00 (CET) en inglés cada día, y en otros idiomas dependiendo de la disponibilidad.
Números de teléfono
Para asuntos urgentes, por favor llámanos.
Te respondemos en el plazo de una hora dentro de nuestro horario de apertura.
WhatsApp
Respondemos en menos de 10 minutos durante las horas de oficina.
1
Añade a Tiqets a tus contactos. Es un teléfono holandés, así que no te olvides de incluir +31.
2
Al contactarnos, por favor dinos tu nombre y número de pedido.
Roma
Entrada prioritaria
Entrega immediata
Entrada en tu móvil

Descubra la Ciudad Eterna

Enamórese de la arquitectura antigua o visite los maravillosos museos de Roma

Aprenda a orientarse

Idioma

Italiano

Moneda

Euro (€)

Prefijo

+39

Zona horaria

Hora central europea (CET)

Transporte público

El metro de Roma está configurado como una cruz de norte a sur y de este a oeste, cuyo centro se halla en la estación Termini. Es bastante práctico si se aloja cerca de una estación, pero en caso contrario… familiarícese con la red de autobuses. El sistema puede parecer complicado al principio, pero las rutas están indicadas de forma clara y comprensible en las paradas. Los buses pasan con frecuencia, ¡aunque deben atenerse al caos del tráfico romano! Los billetes de tránsito son válidos para todos los modos de transporte público y están fácilmente disponibles en las máquinas expendedoras de las estaciones de metro, principales paradas de autobús y ciertos bares y estancos. ¡No olvide validarlos al subir al bus!

El tiempo

Roma tiene un clima mediterráneo. Los veranos son cálidos y secos. No olvide la crema solar y el sombrero. Si tiene un abanico, échelo también a la maleta. Los inviernos son frescos y puede hacer frío. Las estaciones intermedias de primavera y otoño suelen ser templadas y agradables, la época ideal para comer o cenar al aire libre en mangas de camisa. En Roma no suele llover mucho, pero cuando llueve, puede ser torrencial. Consulte el pronóstico meteorológico por la mañana, solo para estar seguro. Tenga en cuenta que las numerosas fuentes de la ciudad se nutren de los acueductos; lleve una cantimplora y rellénela de agua fresca gratuita procedente de los manantiales.

La Dolce Vita

Esta expresión (literalmente, "la dulce vida") se incorporó al vocabulario español con la aparición de la película clásica homónima en 1960, cuando los amantes del bello filme de Federico Fellini comenzaron a usarla, pero forma parte del habla italiana desde hace mucho. No solo hace referencia a disfrutar de la vida, sino a saborearla activamente. ¿Y qué mejor lugar para sentir la dolce vita que la Ciudad Eterna, el escenario de la película? Haga como los residentes y dé una passeggiata (paseo) por la tarde, después de comer. Tome un cappuccino matutino entre amigos. Pida una copa de helado extra en la gelateria. Descorche una segunda botella de chianti. Lance una moneda a la Fontana de Trevi para asegurarse volver a la Ciudad Eterna.

Tiqets recomienda

El Coliseo

La vida en la Antigua Roma era muy dura. Y cuando los antiguos buscaban entretenimiento, lo encontraban en grandes dosis en el Coliseo. Terminado en el 80 d.C., es el mayor anfiteatro jamás construido, con aforo máximo para 80.000 espectadores que acudían a ver espectáculos de cacería, recreaciones de batallas famosas y, por supuesto, combates de gladiadores contra leones (y viceversa).

Actualmente, el Coliseo es una ruina magnificente. Citando a Lord Byron: "Una ruina, ¡pero vaya qué ruina!". Tras entrar podrá recorrer su vasto interior, alzar la vista hacia las gradas donde se sentaban las masas romanas y contemplar la arena donde se celebraban las famosas batallas y cacerías. Bajo la arena existía un complicado sistema de elevadores, rampas y trampillas que permitía situar a bestias, hombres y decorados en la pista.

Roma moderna

Roma es famosa con razón por su atractiva historia, pero es también una capital europea bulliciosa y dinámica. Muchas de las zonas antiguas se han convertido en mecas modernas para la gente joven de hoy. Abundan la cocina creativa, los cócteles de diseño y las personas elegantes y bien vestidas. Dedique algo de tiempo a experimentar la afamada dolce vita. Rione Monti, Trastevere, Testaccio y Pigneto son lugares excelentes para codearse con la clase creativa capitalina.

Si las ruinas están demasiado arruinadas para su gusto, también hay una increíble arquitectura moderna. Los puntos destacados incluyen MAXXI, un nuevo museo que se asemeja a una colección de tubos oblongos, diseñado por Zaha Hadid, y el Auditorio Parque de la Música, de Renzo Piano, que simula escarabajos espaciales futuristas en movimiento.

Plazas y fuentes

Roma es famosa por sus encantadoras plazas. Pasear de plaza en plaza es una gran forma de pasar una tarde evocadora, desde la bellamente autónoma Piazza della Rotonda, frente al antiguo Panteón, hasta el clamor de la Piazza Navona, pasando por la incomparable Escalinata Española y la comida y las flores frescas de Campo de Fiori.

En lo que respecta a las fuentes: puede dar la vuelta a una esquina y tropezarse con algunos de los más exquisitos trabajos en mármol que haya visto jamás. La Fuente de Los Cuatro Ríos de la Piazza Navona es impresionante, y la Plaza de España tiene su Barcaza. Pero quien se lleva la palma es la Fontana de Trevi: dicen que echar una moneda a Neptuno de espaldas garantiza el retorno a la Ciudad Eterna. Por ello, ¡cada día se arrojan unos 3.000 € a sus aguas!

El Museo Vaticano y la Capilla Sixtina

La colección de arte del Vaticano es verdaderamente exclusiva, porque no solo define una era o región, sino una civilización entera. Recopilada por los papas a lo largo de dos milenios, constituye una auténtica colección histórica de riquezas (sin parangón). En ella están presentes artistas tales como Leonardo da Vinci, Rafael, Miguel Ángel y Caravaggio, así como la colección de Arte Religioso Moderno y trabajos de pintores tempranos más oscuros.

La colección se distribuye entre 54 salas o galerías, en una ruta unidireccional. La parada final es la Capilla Sixtina. Si mira hacia lo alto, divisará los frescos del techo. Miguel Ángel cambió el curso del arte occidental al trabajar en ellos entre 1508 y 1512. Aunque parezca increíble, nunca antes había trabajado en este medio. Si mira hacia atrás, verá el mural El Juicio Final sobre el altar, el cual completó muchos años depués.