ES
USD
Ayuda
Iniciar sesión

Atracciones en Praga

Entrada prioritaria
Entrega inmediata
Entrada en tu móvil

Ciudades famosas en República Checa

Explora todos los destinos

Planifica tu visita a Praga

Idioma

Checo

Moneda

Corona checa (Kč)

Prefijo

+420

Zona horaria

Hora Central Europea (CET)

Descubre los secretos de la ciudad

Los callejones y las plazas de Praga son apropiadamente "kafkianos". De hecho, la ciudad y la desorientación no pueden concebirse una sin la otra. Tanto es así que uno de los métodos de resistencia frente a la ocupación extranjera fue destruir todas las señales e indicaciones para ralentizar y confundir a los invasores hostiles. La forma más fácil de descubrir Praga es dejar el mapa de lado y sumergirte cada vez más en la confusión. Es lo que Kafka hubiera querido.

Nobles comienzos

Cuenta la leyenda que la duquesa checa Libuše y su esposo Přemysl fundaron Praga en el siglo VIII. Este fue el inicio de la dinastía de los Premislidas. Según la historia, Libuše (que era capaz de ver el futuro) se encaramó a un acantilado rocoso mirando al río Moldava y profetizó: "Veo una gran ciudad cuya gloria tocará las estrellas". A pesar de lo ambicioso de la profecía, la historia ha demostrado que su predicción dio en el clavo.

El paraíso de la arquitectura

La ciudad de las cien torres es uno de los destinos turísticos más populares del mundo. Las razones son varias. Una de ellas es el hecho de que en la ciudad coexisten muchos estilos arquitectónicos diferentes. Sea cual sea tu estilo favorito, el estilo románico, el gótico, el renacentista, el barroco, el rococó, el neogótico, el neorrenacentista, el Art Nouveau, el cubismo, el neoclásico o el ultramoderno... todos están representados aquí.

Qué hacer en Praga durante 3 días

La cerveza de la historia

Los amantes de la cerveza tienen motivos de peso para sentirse felices en Praga. Les resultará realmente fácil encontrar a gente con quien compartir su gusto: los habitantes de la República Checa son los que más cerveza beben (alrededor de 143 litros al año por persona). ¿Qué culpa tendrán ellos si su cerveza está tan buena y la tradición artesanal es tan prolífica y longeva? La República Checa es el lugar de nacimiento de la cerveza Pilsner (procedente de la ciudad de Pilsen), el estilo de cerveza más popular. Aunque recientemente ha ampliado su paladar y ha incorporado una gran variedad de estilos de fabricación: cervezas negras con malta, Indian Pale Ale con fuerte sabor a lúpulo y muchas más.

Casco antiguo

Cada rincón del casco antiguo de la ciudad es merecedor de aparecer en una postal. En un frío día de otoño, los fulgurantes amarillos y rojos de los árboles otoñales situados en la orilla inferior del Moldava cubren de oro el ya de por sí rico paisaje urbano. El puente de Carlos es un punto neurálgico permanente del tráfico turístico durante gran parte del año. El puente más impresionante de Praga, construido por encargo del rey Carlos IV en 1357, cuenta con 16 arcos y está flanqueado por 30 estatuas barrocas de figuras religiosas. Si acudes al amanecer, no sólo evitarás las multitudes, sino que también podrás tomar fotos espectaculares.

Bohemian Rhapsody

Como las dunas en una playa azotada por el viento, las riquezas de Praga han cambiado de manos varias veces a lo largo de su historia. Fue la sede de dos Sacros Emperadores Romanos y la capital de Bohemia. También sufrió un asedio de un mes de duración en el siglo XVIII, dos defenestraciones de importancia histórica y cuatro décadas de dictadura comunista. Además, fue ocupada por los ejércitos de Hitler en 1939 hasta la insurrección de Praga en 1945. Praga fue la capital de Checoslovaquia y, cuando la República Checa y Eslovaquia disolvieron su unión en 1993, se convirtió en la capital de la República Checa.

Barrio judío

Josefov fue antaño la judería más grande de Europa y es una parte integral de la fascinante historia de la ciudad. Ninguna otra ciudad europea es capaz de reivindicar un barrio judío tan bien conservado. Irónicamente, esto se debe en gran medida a Adolf Hitler, que fomentó la preservación de esta zona como un "museo de una raza extinta". El recorrido a pie es la forma más instructiva y emocionante de descubrir el barrio e incluye el acceso a todos los monumentos y atracciones más importantes. La totalidad de este extraordinario barrio, con sus seis sinagogas, un ayuntamiento y un cementerio, desprende el aroma de un museo viviente.