Ayuda

Compra las entradas más rápidamente

Valoración de 4.7 4.7
Utiliza la app

Atracciones en Dublín

  • Flexibilidad en todo momento

    Opciones flexibles de cancelación en todos los establecimientos

  • Reserva con confianza

    Reserva desde tu móvil con facilidad y sáltate la cola

  • Descubre la cultura a tu manera

    Las mejores experiencias en museos y atracciones de todo el mundo

Las 5 mejores atracciones en Dublín

Los más populares de los últimos 7 días

Museo de la Emigración Irlandesa EPIC
1. Museo de la Emigración Irlandesa EPIC
EPIC El Museo de la Emigración Irlandesa está situado en el animado edificio Custom House Quarter en el distrito portuario de Dublín. El museo da vida a la fascinante historia de Irlanda con exposiciones inmersivas e interactivas, galerías de video, pruebas de sensores de movimiento, material de archivo remasterizado de hace 100 años y más. EPIC se dedica a la influencia de largo alcance de la emigración irlandesa y al impacto de los 10 millones de hombres y mujeres irlandeses que dejaron Irlanda para ir a costas extranjeras.
Catedral de San Patricio
2. Catedral de San Patricio
Fundada en 1220, la catedral de San Patricio de Dublín es la catedral nacional de la Iglesia de Irlanda. También es la iglesia más alta de Irlanda, con un capitel de 43 metros y una arquitectura gótica impresionante. Se dice que el mismo San Patricio utilizó los terrenos de la catedral para bautizar a la población pagana de Irlanda. Los terrenos también son el lugar de entierro del escritor anglo-irlandés de los viajes de Gulliver, Jonathan Swift. Hoy en día la catedral es uno de los monumentos más importantes de Dublín.
National Wax Museum Plus
3. National Wax Museum Plus
El National Wax Museum Plus (el Museo de Cera de Dublín) está justo en el centro de la ciudad, a tan solo dos minutos caminando del Trinity College, y cerca de otros puntos de interés como el Castillo de Dublín y el Temple Bar. Aquí es donde las estrellas del presente (como Liam Neeson o U2) le enceran la espalda a los grandes del pasado (como Samuel Beckett o James Joyce). Otras actividades entretenidas incluyen un estudio de vídeo con fondo verde, una cámara de los horrores, o una zona infantil.
Museo del Whiskey Irlandés
4. Museo del Whiskey Irlandés
El néctar de la vida está por todas partes en una de las principales atracciones de Dublín: el Museo del whiskey irlandés. Aquí es donde podrás encontrar la verdadera historia del whiskey y ver algunos objetos interesantes del whiskey de la década de 1800. Un guía profesional te explicará todo antes de llegar a la mejor parte: ¡Las degustaciones! El Museo del whiskey irlandés está situado justo en el corazón de Dublín, cerca del Trinity College.
Jameson Distillery Bow St.
5. Jameson Distillery Bow St.
Esta es la Jameson Distillery Bow St. original, donde el destilador John Jameson estableció su tienda en 1780. Más de 230 años después (y una renovación reciente a gran escala) ahora alberga experiencias fascinantes como catas de whisky de primera, sesiones con las que aprenderás cómo mezclar tu propio whisky (y te lo puedes llevar a casa) o lecciones para dominar la artesanía de la mezcla de cócteles con whisky en Smithfield, en el corazón de Dublín.

Razones para visitar Dublín

Combinaciones exclusivas

Combina los favoritos de Dublín. Algunas cosas es mejor disfrutarlas juntas.

Todo lo que puedes hacer en Dublín

De U2 a Enya y más allá, Irlanda ha dejado su marca en la industria de la música. En tu visita al Museo del Rock 'n' Roll Irlandés aprenderás un montón sobre la historia de la escena musical en un icónico edificio en el centro de la ciudad. ¡Quién sabe a quién te encontrarás grabando o en las salas de ensayo en este estudio totalmente operativo! Solo queda a 5 minutos del Trinity College de Dublín y es de fácil acceso por transporte público hasta el famoso Temple Bar de Dublín. ¡Sigue rockeando!
4.6 (32)
Desde 21,83 US$
Construida cerca del 1028, la catedral de Christchurch es la primera catedral de Dublín. Sorprendentemente, esta estructura medieval es la sede nominal en Dublín tanto del arzobispado anglicano (Iglesia de Irlanda) como del católico romano. También es una de las dos catedrales medievales en la misma ciudad.
4.6 (39)
Desde 11,46 US$
Situado en el auténtico lugar de rodaje de los Estudios Linen Mill en Banbridge, Irlanda del Norte, el Tour del Estudio de Juego de Tronos da la bienvenida a los visitantes a los Siete Reinos y más allá para explorar la realización de las ocho temporadas de la exitosa serie de HBO. Entra en los decorados originales, incluido el icónico Gran Salón de Invernalia, donde Jon Nieve fue proclamado "Rey en el Norte", y contempla auténticas piezas de decorado, como el imponente trono de Daenerys Targaryen en Rocadragón. Contempla de primera mano el intrincado detalle de los trajes, las armas y el atrezzo imaginados por premiados diseñadores y artesanos, y encuentra elementos interactivos para revivir algunas de las escenas más memorables de la serie. Con una superficie de más de 10.000 m2, esta atracción de categoría mundial te invita a echar un vistazo entre bastidores para descubrir todos los elementos que han dado vida al épico mundo de Juego de Tronos.
4.9 (30)
Desde 48,98 US$
La exposición GPO Witness History está ubicada dentro de la Oficina general de correos en la calle O'Connell en Dublín. Este gran edificio, diseñado por Francis Johnston en 1814, es accesible con el bus de Dublín, con el Bus Éireann y otras empresas de bus nacionales. También está a tres minutos andando desde la parada Abbey Street en la Línea roja del Luas.
4.5 (56)
Desde 16,37 US$
Si te gusta beber alguna copita en un día de paseo, este es un destino para incluir en la lista de Dublín. La Destilería de Whiskey Teeling, en el corazón del centro de la ciudad es el lugar esencial para cualquier persona interesada en la asociación de Dublín... o mejor dicho, la obsesión de Dublín... con el whiskey irlandés. El Bang Bang Bar tiene vistas increíbles de la ciudad y el café del local tiene platos deliciosos para absorber todo ese alcohol.
4.6 (89)
Desde 19,65 US$
Windmill Lane Recording Studios es el estudio de grabación más representativo de Irlanda. El estudio abrió sus puertas en 1978 y desde entonces ha sido utilizado por algunos de los artistas y bandas más famosas del mundo, incluidos los Rolling Stones, Kate Bush, The Cranberries, U2, Hozier, Van Morrison, Sinad O'Connor, Metallica, Def Leppard, Lady Gaga, y muchos más. Hoy en día el estudio de grabación sigue en funcionamiento, y además ahora Windmill Lane ofrece visitas de sus icónicas salas, donde los visitantes podrán conocer su historia, aprender sobre grabación y el proceso de producción musical, e incluso mezclar su propia sesión con ayuda de productores profesionales e ingenieros de sonido.
Desde 24,01 US$
La Iglesia de San Andrés (también conocida como La Antigua Iglesia de Piedra) en Suffolk Street es el punto de partida para el tour de un día a los Acantilados de Moher. Es fácil de encontrar, busques o no la estatua de Molly Malone, que se encuentra afuera. Suffolk Street es fácil de encontrar en el centro de Dublín, cerca de muchos bares, restaurantes, tiendas y otras atracciones.
4.9 (34)
Desde 70,95 US$
El MoLI es el museo de la literatura de los mayores narradores del mundo. En el interior de la Casa Newman del University College de Dublín, en St Stephen's Green, puedes descubrir el rico patrimonio literario de Irlanda desde el pasado hasta el presente. Hay exposiciones envolventes, tesoros de la Biblioteca Nacional de Irlanda, y unos tranquilos jardines y una cafetería para relajarse.
5.0 (9)
Desde 10,92 US$
El Little Museum of Dublin es una joya en el corazón de la ciudad. Su amable personal es un apasionado de relatar las historias del pasado de Dublín, ¡además de ser guapo e ingenioso a partes iguales! A través de más de 5.000 artefactos, donados amablemente por la buena gente de Irlanda, el museo cuenta la historia de los últimos 1.000 años de Dublín. Echa un vistazo autoguiado o intenta disfrutar de una de las visitas guiadas para disfrutar de una divertida y fascinante lección de historia.
4.9 (7)
Desde 16,37 US$
La Guinness Storehouse es la atracción turística número uno de Dublín y la parada perfecta para cualquier aficionado a la cerveza. Está situada en St James's Gate, Dublín, Irlanda. Descubre la historia de la marca y el funcionamiento de la cervecería y apréndelo todo sobre la famosa cerveza irlandesa. Incluso hay degustaciones y un bar en la azotea con vistas panorámicas. ¿Serás capaz de beber como un verdadero irlandés?
4.4 (20)
Desde 75,32 US$
La destilería Pearse Lyons en la iglesia de Saint James es una destilería de wiski irlandés. Su fundador, Pearse Lyons, obtuvo un doctorado en fermentación de levadura y fue el primer irlandés en recibir un título oficial en cervecería y destilación de la British School of Malting and Brewing.
4.7 (9)
Desde 21,83 US$
La estatua de Molly Malone es una estatua de bronce y un punto de interés turístico en Dublín, Irlanda. Se basa en una famosa canción tradicional irlandesa del mismo nombre. La estatua está situada justo fuera de la oficina de turismo en Suffolk Street y a menudo se puede ver a los turistas haciendo poses con ella. Debido a la cantidad de visitantes que se acercan a hacerse fotos con la estatua, algunos muy tocones, el bronce ha empezado a perder color en ciertas partes.
4.8 (6)
Desde 49,12 US$

Más formas de visitar Dublín

Planifica tu visita a Dublín

Idioma

Inglés

Moneda

Euro (€)

Prefijo

+353

Zona horaria

Greenwich Mean Time (GMT)

Transporte público

Aunque va mejorando poco a poco, el transporte público de Dublín todavía tiene carencias. Si el clima lo permite, tu mejor opción es desplazarte a pie por la ciudad. Si llueve a cántaros, lo cual es probable, hazte con una Leap Card en cualquier tienda de barrio, recárgala y monta en cualquier bus o tranvía (¡y no olvides marcar la tarjeta tanto al entrar como al salir!). Otra opción cómoda es el bus turístico, ya que podrás subir y bajar cuando te convenga y olvidarte de consultar el mapa. Dispone de tres rutas distintas para llevarte a casi cualquier parte de la ciudad y de audioguías en ocho idiomas para que no te pases de parada.

Céad míle fáilte

Los irlandeses son tan amables y encantadores que no dan la bienvenida una sola vez, sino cien mil (pues ese es el significado de la expresión irlandesa céad míle fáilte). Si necesitas orientarte cuando estés completamente perdido, da un amable aviso al conductor para que no te pases de parada o bien para tomar una pinta gratis mientras charlas en un pub, puedes contar con los dublineses. Eso sí: ten el detalle de preguntarle a tu encantador contertulio si le apetece otra ronda, esta vez por cuenta tuya.

El tiempo

¿Sabes qué? El tópico es cierto: en Irlanda llueve un montón, tanto que el irlandés tiene tantas palabras para describir la lluvia como las tiene para los distintos grados de ebriedad. Pero no hay mal que por bien no venga, ya que podrás ver (y fotografiar) más arco iris en un par de días de los que tus amigos de Facebook podrán aguantar sin morirse de envidia. Independientemente del momento del año en que visites Dublín, resultan indispensables un impermeable y un par de botas bien cómodas. Y si viajas en invierno, no olvides llevar también un jersey, una bufanda y guantes calentitos. Los paraguas son más bien un estorbo, teniendo en cuenta el fuerte viento local, así que mejor déjalo en casa.

Qué hacer en Dublín durante 3 días

Músaeim

Dublín es una ciudad bastante pequeña, pero tiene un gancho demoledor en lo que a cultura se refiere. Además de una gran variedad de museos y galerías nacionales, esconde tesoros como el Museo del Whisky Irlandés, donde enérgicos guías y generosas catas te mostrarán algunos de los secretos mejor guardados de la Isla Esmeralda. ¿Qué buscas una experiencia más solemne? Sin problema: una visita al cementerio Glasnevin redefinirá tu concepción de lo que es un cementerio. ¿Qué buscas más diversión? Entonces no dudes en poner a prueba tus conocimientos musicales participando en la Irish Rock ‘n’ Roll Museum Experience.

Verde, que te quiero, verde

A los irlandeses les encantan los parques y tienen muy buena mano para construir recintos agradables. Si buscas un espacio alegre, St. Stephen's Green es tu mejor opción. Date un garbeo antes de elegir un sitio para descansar: a lo mejor acabas sentado cerca de donde la estatua de Oscar Wilde, rememorando que vivió cerca del lugar durante más de 20 años. También hay otros parques más tranquilos en Dublín, como Merrion Square, donde cada jueves se organiza un exquisito mercado gastronómico, o los Iveagh Gardens, que solo se llena durante la celebración del Comedy Festival, el festival anual de monólogos humorísticos.

¡Una ronda más!

Desde la celebración del nacimiento de un bebé hasta el luto por el fallecimiento de alguien querido, la vida en Irlanda se organiza alrededor de los pubs. Hay tantísimos pubs en Dublín que James Joyce dijo lo siguiente en su épica Ulises: «Un buen reto sería cruzar Dublín sin pasar por delante de ningún pub». Aunque un desarrollador de software se las arregló para hacerlo en 2011, lo más probable es que en ningún momento estés demasiado lejos de un buen surtidor ni de las mil y una historias que pueden derivarse de ello.

150 km/h

Aunque son más famosos por el rugby y, en ocasiones, por el fútbol, los irlandeses tienen dos juegos propios: el hurling y el fútbol gaélico. Ambos son muy divertidos de ver y, sin duda, deberías darles una oportunidad si se celebra algún partido durante tu visita a la ciudad. De no ser así, puedes optar por la visita guiada del estadio Croke Park (el Croker, como se le suele llamar) y adentrarte en el modernísimo GAA Museum, donde conocerás los entresijos de este histórico estadio y comprenderás por qué estos deportes son tan populares. Spoiler: el sliotar, la pelota utilizada en hurling, alcanza los 150 km/h al lanzarla.

Los mejores lugares para visitar en Irlanda

Explora Irlanda