ES
USD
Ayuda
Iniciar sesión

París

Entrada prioritaria
Entrega inmediata
Entrada en tu móvil

Lo mejor de París

Estos son los platos fuertes de la capital francesa

Toma un viaje parisino

Muévete por la ciudad. Desde botes a buses atravesando las calles, o excursiones a castillos y parques temáticos

Sobre París

Idioma

Francés

Moneda

Euro (€)

Prefijo

+33

Zona horaria

Hora central europea (CET)

Transporte público

Tanto si usas el metro como el autobús o los trenes de cercanías, toda la ciudad está bien conectada . El metro es probablemente la mejor manera de llegar de A a B, pero conocerás más la ciudad si viajas en autobús. Hay varios tipos de billetes. El mejor lugar para comprarlos es cualquiera de las estaciones de metro y RER. Como alternativa puedes alquilar una bicicleta y explorar la Ciudad de la Luz sobre dos ruedas.

Parques y jardines

Con más de 400 parques, jardines y 250.000 árboles, París tiene el honor de ser la capital más arbolada de Europa. Prepara un picnic de vino y queso y dirígete a las Tuleries o Jardines de Luxemburgo. O tal vez puedes hacer de filósofo y reflexionar sobre el mundo en el Buttes Chaumont, Bois de Vincennes o Bois de Boulogne. Todos son accesibles en metro o autobús y la entrada es gratuita.

Cocina francesa

En un país que es sinónimo de alta cocina, París podría considerarse la capital culinaria del mundo. Sin duda, podrás escoger entre grandes restaurantes a cualquier hora del día. La brasserie parisina tradicional es una visita obligada aunque hay una gran cantidad de restaurantes de alta cocina. Encontrarás pequeñas cafeterías y bares estupendos repartidos por toda la ciudad que sirven lo mejor de la cocina francesa y especialidades internacionales.

Tiqets recomienda

La Torre Eiffel

A excepción de Roma y el Coliseo, ningún otro edificio está tan entrelazado con la idea de una ciudad que París y la Torre Eiffel. Pero no siempre ha sido el caso: el proyecto de la torre de Gustave Eiffel recibió quejas antes, durante y tras su construcción. De hecho, cientos de artistas e intelectuales parisinos firmaron una carta de protesta donde denunciaban “la construcción, en el corazón de nuestra capital, de la inútil y monstruosa Torre Eiffel”. Para aquel entonces, París ya había decidido que la torre serviría como arco monumental durante la Feria Mundial de 1889. Se finalizó el 15 de marzo de 1889. Con 18.000 piezas metálicas y 2,5 millones de remaches, era un verdadero logro de la ingeniería: el centro de mesa perfecto. Se programó su desmantelación para 20 años después, pero se acabó conservando, parcialmente gracias a su uso como radiotransmisor. Ahora es sinónimo de la misma ciudad y una visita indispensable en París.

Museos de primera clase

París ha sido bendecida con algunos museos realmente excepcionales. El alumno estrella es, por supuesto, el Louvre, que alberga los cuadros más famosos de la historia (en realidad no hace falta nombrarlos, ¿verdad?). Lo que quizás no sepas es que el edificio y la colección fueron originalmente del dominio de los reyes y sólo se abrieron al público cuando la Revolución francesa exigió que la nación en su conjunto pudiera ver esos tesoros. Hoy en día, el museo cuenta con más de 65.000 objetos que datan desde la prehistoria hasta el siglo XXI. También está el Musée d’Orsay. Ubicado en un edificio de bellas artes en la orilla izquierda del Sena, es más conocido por su colección de arte francés (que incluye escultura, fotografía y muebles) desde 1848 a 1915. Cuenta con la mayor colección del mundo de obras maestras impresionistas y postimpresionistas. Y para contemplar arte contemporáneo está el Centro Pompidou, que originó una gran disputa cuando se construyó en la década de 1970 por su arquitectura muy poco convencional.

Moda y compras

Coco Chanel, Yves Saint Laurent, Givenchy, Dior... Los nombres de los diseñadores más famosos del mundo acuden a la mente y la ciudad ha sido durante mucho tiempo una meca para los amantes de la moda. Tanto si deseas alta costura como prêt-á-porter, realmente tienes donde elegir en París. Para limitar la búsqueda, plantéate ir directamente a las galerías Lafayette o Le Printemps, en el barrio Hausmann-Opera. Se trata de grandes almacenes elegantes y antiguos de la tradición Bloomingdales. Como alternativa, tu primera peregrinación podría ser al triángulo de oro: la zona comprendida entre la avenida Marceau, los Campos Elíseos y la avenida Montaigne, donde se encuentran Louis Vuitton y similares.

El Río Sena

El río Sena ofrece el placer especial de tomar un lento crucero a lo largo de su recorrido. La mayoría de los recorridos de una hora son explicados en varias idiomas y es una manera excelente de aprender acerca de la historia de París, mientras admiras sitios emblemáticos, como la catedral de Notre Dame, el Museo de Orsay, la Torre Eiffel, los Sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO, y monumentos desde una perspectiva diferente.

Se ofrecen muchas opciones de crucero: déjate llevar por la corriente en uno de los famosos Bateaux Parisiens o disfruta de una copa de champán en las Vedettes de París.