Atracciones en Nápoles

Entrada prioritaria
Entrega inmediata
Entrada en tu móvil

Lo que se debe ver durante el día

Haz de tu viaje una experiencia inolvidable visitando lo más especial de Nápoles

Actividades populares en Nápoles

Ciudades famosas en Italia

Explora todos los destinos

Planifica tu visita a Nápoles

Idioma

Italiano

Moneda

Euro (€)

Prefijo

+39

Zona horaria

Hora central europea (CET)

Cómo moverse

Al ser una ciudad medieval, te toparás con muchos adoquines y grietas que destrozarán tus zapatos, así que lleva un par de zapatillas resistentes y prepárate para caminar. Con la excepción de Pompeya, Herculano y el Vesubio, la mayoría de las atracciones históricas y culturales de Nápoles se encuentran en un radio de 3 kilómetros. La ciudad cuenta con un sistema de transporte público muy bueno, por lo que resulta muy sencillo viajar en autobús, metro, funicular o tranvía. Un tour en el autobús turístico es una gran opción para ahorrar tiempo y dinero, dado que ofrece tres rutas diferentes que recorren los lugares de interés por un único precio.

El tiempo

El mejor período para visitar Nápoles es abril-junio y septiembre-octubre, cuando tienes más posibilidades de evitar que la temperatura te derrita tan rápido como a un gelato. Hasta los italianos tratan de evitar la ciudad en agosto. La víspera de Año Nuevo en Nápoles es conocida como una explosión, literalmente - la ciudad se enorgullece de contar con los mejores fuegos artificiales de Italia. En noviembre, los hoteles son más baratos y las atracciones son menos concurridas, pero trae ropa de abrigo y un sombrero, ya que las noches pueden ser frías con viento helado.

El Monte Vesubio

No es algo con lo que haya que meterse, pero aún así, la gente lo hace. El volcán más famoso y temido del mundo es accesible desde Nápoles a través de un destartalado tren de cercanías o mediante una visita guiada. Entró en erupción en el año 79 y arrasó con Pompeya y Herculano en un instante, matando entre 10.000 y 25.000 personas. Mientras el Monte Vesubio duerme, los curiosos viajeros suben a la cima por un sendero rocoso y sinuoso. Es un paseo agotador por un camino empinado, pero no te preocupes, hay un montón de gente repartiendo bastones.

Qué hacer en Nápoles durante 3 días

Aliméntate con babà

Babà or babbà es tan importante en la cultura napolitana como su famoso helado y café. Un dulce con forma de seta y cubierto de ron o limoncello, hasta se ha infiltrado en el lenguaje cotidiano de la ciudad. Si eres una persona amable, los locales no dudarán en decirte “si nu' babbà” (eres un baba). Originalmente de Europa Central y disfrutado por la élite napolitana, este es un pastelito simple que tiene todo que ver con el sabor. Tómalo solo mientras caminas por las calles estrechas de Nápoles. ¡Un básico de la costa Amalfitana para disfrutar vayas donde vayas!

Escapa de la ciudad

¿Tienes ganas de olas? Capri, Sorrento y la costa de Amalfi son de fácil acceso desde Nápoles. Durante todo el año los turistas vienen a gastar su bien merecido dinero en los restaurantes, las boutiques y los cafés con vista al mar, y a quedarse extasiados con los ricos y famosos. Desde los jardines de limoneros y terrazas cubiertas de bougainvillea hasta las sinuosas rutas costeras e impresionantes desfiladeros de Almafi, tendrás paisajes de sobra para tomar fotografías.

Un poco de arqueología

El Museo Arqueológico Nacional de Nápoles ofrece a los aficionados de la historia lo que sin duda es la mejor colección del mundo de artefactos grecorromanos. En su interior encontrarás tesoros de Pompeya y Herculano, esculturas de mármol, el famoso Toro Farnese (Toro Farnesio) y mosaicos sorprendentes de la Casa del Fauno de Pompeya. La colección de reliquias egipcias de los Borgia y los epígrafes en el sótano son una visita obligada.

Conoce cómo vivía la realeza

Una vez pabellón de caza del rey Carlos III, el Palazzo Reale di Capodimonte se convirtió en una lujosa residencia real. Es ahora el lugar donde maravillarse con las obras de artistas napolitanos de los siglos XVII y XVIII, y con la colección Farnese heredada por el rey, que incluye retratos de la familia real hechos por Tiziano. Los apartamentos reales son algo especial. Encontrarás lámparas de araña y muebles exhuberantes, tapices exquisitos, ¡y hasta una habitación completamente revestida de porcelana!