ES
USD
Ayuda
Iniciar sesión

Atracciones en Belfast

Entrada prioritaria
Entrega inmediata
Entrada en tu móvil

Lo mejor de Belfast

Estas son las cosas que no te puedes perder en Belfast

Actividades populares en Belfast

Ciudades famosas en Reino Unido

Explora todos los destinos

Planifica tu visita a Belfast

Idioma

Inglés

Moneda

Libra (£)

Prefijo

+44

Zona horaria

Greenwich Mean Time (GMT)

Acerca de Belfast

Los hoteles de moda y los pubs llenos de música y de gente son dos pruebas de que Belfast ya no es una ciudad que se tenga que evitar. Por supuesto que mucha gente fue asesinada, o simplemente desalentada de venir durante el conflicto de Irlanda del Norte, que tuvo lugar entre 1969 y 1998. Pero la capital norirlandesa ha renacido como un centro cosmopolita y acogedor, con eventos culturales y restaurantes hasta debajo de las piedras. Y, por supuesto: el Titanic. El barco de los sueños es el corazón palpitante de Belfast, y no pasarán ni cinco minutos desde que llegues sin que nadie lo mencione.

Cómo moverse por Belfast

Si piensas moverte en bus durante tu visita, adquiere una Smartlink Travel Card en cualquier kiosko Metro. De todas formas, Belfast es bastante pequeño, puedes caminar de una punta de la ciudad a la otra en una hora, y buena parte del centro es peatonal. La mayoría de bares, bistros, cafeterías y restaurantes están en la Golden Mile, a lo largo de Great Victoria Street, mientras que en la zona de compras frente al ayuntamiento hay varios centros comerciales. Al este de aquí, en la desembocadura del río Lagan, el distrito costero de Belfast alberga el Waterfront Hall y el SSE Arena.

Hogar del Titanic

Apréndelo todo sobre el Titanic en este edificio de seis plantas lleno de hechos y artefactos fascinantes. Esta exposición ha sido votada principal atracción turística del mundo por los World Travel Awards en 2016. El museo Titanic Belfast te lleva por nueve galerías en las que lo aprenderás todo sobre su concepción, su botadura y su desventurado destino. También conocerás las historias de aquellos que perecieron, al igual que las de los que sobrevivieron su hundimiento en abril de 1912. Esta atracción de visita obligada está justo al lado de donde White Star Lines construyó el Titanic.

Qué hacer en Belfast durante 3 días

Catedral de Belfast

No dejes pasar la deslumbrante Catedral de Belfast cuando visites la ciudad (no es que tengas la opción, porque es enorme). Los cimientos de esta catedral románica se colocaron en 1899 (el Spire of Hope, aguja de afuera, se añadió en 2006). Toma una audioguía contigo y descubre el vasto interior decorado con mosaicos, los grabados y los detallados pilares de la nave. Los mosaicos de cristal italianos de la catedral fueron elaborados por las hermanas Gertrude y Margaret Martin, en un proyecto que llevó siete años. También podrás ver el Titanic Pall, un paño mortuorio con una cruz bordada en memoria de los que perdieron la vida en el Titanic.

Museo Ulster

Completamente gratis (aunque se sugiere una donación de 3 £), el Museo Ulster de Belfast es una opción de entretenimiento educativo perfecta para un día de lluvia irlandés. Este tesoro escondido está lleno de artefactos e información del pasado y presente norirlendeses. Con un total de cinco plantas, cubre áreas como las ciencias naturales, la historia o el arte local. La recién estrenada galería de historia moderna explora la formación de Úlster desde 1500 hasta 1968. Los pequeños pueden jugar con los dinosaurios en las ocasionales fiestas de pijamas, y también hay clases y talleres, así que merece la pena comprobar qué está pasando antes de visitarlo.

Jardín Botánico de Belfast

Estos elaborados jardines públicos existen desde 1828, cuando gente con vestidos mucho más hinchados paseaba entre las flores. Ahora es bastante más informal, pero el Jardín Botánico de Belfast sigue siendo un lugar muy especial. Aquí encontrarás todo tipo de especies tropicales, y en un día soleado es el lugar perfecto para hacer picnic. Un invernadero abovedado llamado The Palm House contiene cestas colgantes asombrosas, muestras estacionales y una bandada de aves del paraíso (cuidado con la cabeza). Es uno de los ejemplos victorianos más tempranos de invernadero construido con hierro curvo y cristal, crucial para el cultivo de plantas exóticas.

Comer y beber

Si lo que quieres es probar el whiskey irlandés, no tendrás ningún problema para encontrar bares animados en los que tomar unos tragos en Belfast. Pero si lo que quieres es conocer la gastronomía local, es mejor que salgas preparado de casa. Prueba las ostras nativas de la costa oeste y sobre todo el marisco (a Molly Malone la llaman Berberechos y los mejillones por algo). El pan irlandés es esencial, y un buen estofado de cordero irlandés puede ser tu mejor aliado en días de frío. El colcannon y el champ son variaciones de purés de patata, normalmente con añadidos de nata, kale y cebolleta. ¡Ponte pantalones holgados y pruébalo todo!